USUARIOS DEL HOSPITAL DE COPIAPÓ PARTICIPARON EN 2° MUESTRA DEL PROGRAMA DE SALUD Y PUEBLOS INDÍGENAS

140x140

           Hierbas medicinales, cremas naturales para dolores musculares y aceites  vegetales fueron parte de los productos que se exhibieron en una interesante exposición de salud ancestral que se realizó al interior de recinto asistencial. Una actividad que permitió compartir con los usuarios los avances que registra el Programa de Salud y Pueblos Indígenas (PSPI) que desarrolla el centro hospitalario.

          Este trabajo se lleva cabo desde el año 2016 en el Hospital de Copiapó y  ha beneficiado a usuarios y pacientes, tal como indicó, Paola Aguirre, encargada del programa PSPI, tras explicar que “durante el año 2016 lo que hicimos fue trabajar en sensibilizar a nuestros funcionarios acerca de los usos y beneficios de las medicinas ancestrales a través de capacitaciones dirigidas por los pueblos diaguita y colla. Y a partir de octubre del año pasado implementamos las atenciones de una yatiri colla en el policlínico del dolor de nuestro establecimiento, las cuales fueron dirigidas a nuestros pacientes y funcionarios”, detalló la profesional.

           Una de las usuarias que pudo acceder a las propiedades que presentan los productos ancestrales fue Valeria Jorquera quien explicó que “me parece súper buena porque yo sufro de fibromialgia  y así evitó un poco los medicamentos a través de masajes con este tipo de pomadas”, señaló. Otra de las personas que presenció la exposición fue Krishna Cortés tras detallar que “hay que cosas que son esenciales que uno no tiene en la casa como pomadas para manchas en la piel o té de hierbas. Es bueno para las personas  que lo necesitan y prefieren el uso de productos naturales en vez de medicamentos”, afirmó la usuaria.

             El Hospital de Copiapó desarrolla este trabajo ancestral tras lineamientos ministeriales que buscan disminuir las brechas existentes con los pueblos indígenas en materia cultural, tal como indicó el director (s) de recinto asistencial, Eduardo Olave, tras explicar que “la estrategia que hemos utilizado para disminuir esa brecha es el reconocimiento hacia estos pueblos, a sus creencias y de sus metodologías de tratamientos para la atención de los pacientes y es por ello que se implementa, primero entregando los conocimientos a nuestros funcionarios y también a los propios usuarios.”, señaló la autoridad.

             En tanto, la yatiri colla, Violeta Palacios, también mostró su satisfacción por compartir los alcances de la medicina ancestral junto a los funcionarios y usuarios del Hospital de Copiapó. “Uno no le está contando maravillas ni tampoco le está diciendo que cambien la medicina que se están tratando, en este caso, la medicina alópata. Sino que le brindamos una alternativa para que deje de tomar ciertos medicamentos y puedan probar la medicina natural”.

             Actualmente más de cien personas, entre usuarios y funcionarios, han sido atendidos bajo toda la mística y propiedades que brinda la medicina ancestral  a través de este programa PSPI que es apoyado por el Servicio de Salud de Atacama. Para este 2018, el desafío es seguir extiendo sus alcances. Por este motivo, el policlínico de ginecología será el próximo que se sumará a este tipo de atenciones. 

Volver